Girasol

Sus semillas comidas como pepitas son un excelente tónico nervioso y pulmonar. A los niños es bueno dárselas como dulce, pues les ayuda en su alimentación como complemento. El té de sus hojas tiernas sirve contra los nervios, dolor de estomago, la fiebre de malaria, la pulmonia y las llagas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario