Los beneficios de consumir apio

El apio es remineralizante y si por algo destaca esta generosa hortaliza compuesta en un 95% de agua, es por que aporta varios minerales importantes para el cuerpo como el hierro, fósforo, calcio, potasio, cobre, azufre, aluminio, silicio, magnesio, zinc y vitaminas A, B1, B2, B6, B9, C, E, K, PP. Ayuda a mejorar la digestión y estimula la producción de saliva y jugos gástricos. Además tiene la propiedad de ser un laxante natural y es muy eficiente contra el estreñimiento. Previene los gases y neutraliza el exceso de las bacterias encargadas de la fermentación intestinal. Comiendo apio con frecuencia lograrás regularizar todas las funciones del intestino, en forma suave y natural. Sirve como relajante gracias a su contenido en vitaminas B1, B2 y B6, este vegetal actúa como un eficaz tranquilizante y sedante. Por sus efectos relajantes, alivia muchos dolores de cabeza, contracturas y calambres. Por sus minerales alcalinos orgánicos, tiene un efecto relajante del sistema nervioso, siendo ideal para personas con ansiedad, trastornos relacionados al estrés e insomnio. Su aceite esencial tiene propiedades antibacterianas, las cuales ayudan a combatir infecciones en riñones causadas por virus o bacterias. En algunos procesos gripales y bronquiales ayuda eliminando catarros y flemas, además de ejercer una acción expectorante. El apio puede prevenir la hipertensión, gracias a uno de sus compuestos, el ftalido, sustancia que le confiere su peculiar aroma, ya que esta sustancia relaja los músculos lisos de los vasos sanguíneos ampliando su diámetro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario